El Instituto 25 de mayo para la democracia es una fundación comprometida con el pensamiento crítico cuyos objetivos son, desde la transversalidad, el análisis, la formación y la creación política y cultural democráticas que irrumpieron en el 15M y tuvieron su expresión política en el nacimiento de Podemos.

El i25M, dirigido por Juan Carlos Monedero, busca establecer diagnósticos correctos que sirvan a su vez para aumentar el compromiso ciudadano con la democracia, la paz y el respeto a los derechos humanos. En esa misma dirección, quiere servir de herramienta para la formación política en un tiempo donde la privatización del desarrollo tecnológico y de la información, el modelo neoliberal, la globalización, la pérdida del compromiso de la Unión Europea con el Estado social y democrático de derecho, el auge de la extrema derecha, los cambios geopolíticos y la amenaza inminente que supone el cambio climático dejen de ser amenazas a la vida y a la democracia.

Desde el i25M queremos seguir avanzando en reducir las desigualdades en España y en el resto del mundo, siendo conscientes de que las brechas de clase, de género y de raza siguen dividiendo nuestras sociedades y amenazando la convivencia. Nuestra mirada, radicalmente europeísta, busca reunir esfuerzos entre los países de Europa del Sur como instrumento para frenar las políticas neoliberales que ahora tienen más peso por la inclinación de la Unión Europea hacia el centro y el norte del continente. Igualmente, entendemos que España es una cabeza de puente entre Europa y el mundo americano, especialmente el Iberoamericano, y nuestro compromiso con el refuerzo democrático en la región será muy relevante, especialmente ahora que los golpes, blandos o menos blandos, vuelven a ser un escenario repetido.

En nuestras sociedades, saturadas audiovisualmente, dominadas por el control empresarial de los medios y la extensión de las fake news y signadas por el abuso jurídico de lo que se conoce como lawfare (los intentos de subvertir judicialmente los resultados electorales cuando son adversos a las fuerzas conservadoras), nuestro compromiso con la verdad y con el reparto equitativo de las ventajas de la vida social son un objetivo inquebrantable.

En el siglo XXI, tanto los partidos como las fundaciones con objetivos ciudadanos y políticos, tienen que reinventarse, ser plurales, asumir que ya no es posible representar todos los puntos de vista del ámbito progresista, entender la complejidad de la política y de sus representaciones, y ayudar, desde el diálogo, a que la participación sea una realidad que haga del diálogo la alternativa a la verticalidad, al centralismo y la reducción de los espacios de deliberación y decisión políticos. Igualmente, es esencial establecer los escenarios futuros, en un contexto nacional y mundial marcado por la incertidumbre. El i25M tiene que recuperar las tareas de prospección que siempre han estado en los análisis críticos.

El Instituto se financia exclusivamente mediante tres fuentes de ingresos: a) donaciones de particulares, b) subvenciones públicas c) ingresos por estudios y actividades de formación; d) actividad comercial sin ánimo de lucro (la oferta cultural de La Morada de Arganzuela, suscripciones a su revista y venta de merchandising).

El desafío democrático que quiere llevar la democracia al siglo XXI y puso fin al bipartidismo en España sigue vigente. Igual que en buena parte de América, de Europa, de África y de Asia. Una parte del conservadurismo español más clásico, ahora vinculado a la derecha norteamericana y latinoamericana, sigue sin aceptar la existencia de nuevos partidos y espacios en la sociedad civil con orientación crítica. La ofensiva conservadora se ve agravada por los retos del covid-19, las futuras amenazas medioambientales y la voluntad reaccionaria de revertir los logros democráticos alcanzados durante el siglo XX. Nunca avanzó la democracia poniéndose a la defensiva. Y para pasar a la ofensiva, hacen falta ideas y debate sin cortapisas.

¿Quieres apoyarnos? Suscríbete al i25M a partir de 5 euros al mes. Comienza una nueva etapa del i25M que quiere dialogar con todo lo que irrumpió el 15 de Mayo de 2011 en las calles de toda España. Desde entonces los intentos de silenciar aquél desafío no han parado y el crecimiento de la extrema derecha pone en peligro buena parte de lo logrado desde la recuperación de la democracia en 1978. Solos y solas no es posible. La experiencia, ese “incesante sonar de alarmas” nos ha enseñado a estar más atentos, más firmes, a ser más dialogantes. Ayúdanos en este desafío sin miedo y con memoria. Bienvenida y bienvenido a esta invitación al pensamiento libre y crítico.